Skip to content

Soy Mireia Ortega

web acerca de mi_2 (1)

Licenciada en bioquímica, doctora en biomedicina y divulgadora científica. Creo firmemente que, cuando se despierta el interés por la ciencia, este resulta adictivo e imparable.

Mi objetivo es contagiar esta pasión a través de conferencias y programas de divulgación entretenidos, amenos e ilustrativos.

Desde pequeñita quise ser científica. Una vez, incluso pensé en ser astrofísica, pero con el tiempo vi que la química se me daba mejor que la física. Cuando tenía 12 años, mientras mi familia se echaba la siesta, en vez de jugar a las muñecas que tenía, jugaba a montar mi farmacia. Usaba cajas de medicamentos vacías y las recetas ya usadas que me guardaba mi madre. Se me pasaban las horas vendiendo y haciendo pedidos.

Más adelante, en el primer examen de química en bachillerato, recuerdo que era de formulación, saqué un 10 (¡no siempre fue así!) y fue entonces cuando supe que me dedicaría de lleno a la ciencia. 6 años después, me licenciaba en bioquímica y hasta me atreví con el doctorado.

Paralelamente a mis estudios de doctorado, descubrí en mi facilidad por la oratoria una herramienta ideal para la divulgación, otra vertiente apasionante de la ciencia. También sentí la enorme recompensa y cariño de la audiencia, de la gente que me escuchaba. Fue en 2016, durante mi estancia en Aachen (Alemania), cuando decidí dar el paso y empezar a trabajar y formarme para convertirme en una buena divulgadora científica, lanzando la primera versión de mi web.

A partir de ahí, he pasado los últimos años especializándome en la materia, viajando, conociendo a los mejores referentes del sector y adquiriendo la experiencia que hoy me permite seguir creciendo gracias a la unión de estas dos pasiones.

Desde 2018 y hasta el día de hoy he estado impartiendo charlas en decenas de centros cívicos, bibliotecas, universidades y escuelas de todo el territorio catalán. Además, en 2020 entré en la junta de l’Associació Catalana de Comunicació Científica (ACCC). Primero como responsable de la lista de distribución de los socios y socias y, posteriormente, en 2022, como responsable de las relaciones internacionales, especialmente con EUSJA (European Union of Science Journalists Association) y WFSJ (World-Federation-of-Science-Journalists), pero, por encima de todo, formando parte de una asociación que promueve, difunde, amplía y mejora la comunicación científica y también incide en los aspectos sociales y políticos de la información científica para que contribuya al progreso social.

También en 2020 se cumplió uno de mis sueños, poder dar una charla en el museo CosmoCaixa durante el evento INspiracy, una jornada con charlas dirigida a primer curso de secundaria, donde el objetivo es que el personal investigador en formación o el personal junior postdoctoral desafíe e inspire a los jóvenes en su amor por la ciencia. Como no podía ser de otra forma, hablé de los mitos del cerebro, órgano de estudio durante mi tesis doctoral publicada en 2018.

Pero lo más interesante es que mi sueño se ha cumplido por segunda vez, ya que en 2023 tuve otra vez la oportunidad de presentar la charla “Ciencia para retroceder en el tiempo”, también en el museo CosmoCaixa, esta vez de la mano de BCNspiracy, un evento estatal de divulgación científica sin ánimo de lucro, organizado anualmente en Barcelona desde 2017 por profesionales de la investigación y la divulgación en ciencia. Una presentación breve pero que une mi pasión vocativa, la ciencia, con mi pasión a tiempo libre, la historia antigua.

De nuevo en 2020, el Campus Gutenberg, las jornadas anuales de comunicación y cultura científicas, eligieron mi proyecto de juego de mesa científico LetScience.

En 2022 tuve la oportunidad de colaborar con mi primera editorial, Blackie Books, creando los dosieres de actividades científicas, divertidas y educativas para niños (a partir de 8 años) basados en los libros de Olga, una niña con curiosidades científicas y una nueva aunque extraña mascota.

Pero hablando de escribir, la cosa va a más allá y este 2023 he tenido la oportunidad de publicar mi primer relato, llamado “El color del espacio interior”, en la revista Principia, una publicación que defiende la ciencia como parte de la cultura uniéndola a la literatura con artículos, cómics y relatos sin perder ni un ápice de rigor. En mi caso, con una incursión en el universo del maestro del terror H.P. Lovecraft donde el horror cósmico toma la forma de nuestro sistema inmunológico.

Y por último, pero no menos importante, y aunque no pueda dar muchos detalles por el momento, este 2024 acabaré de escribir mi primer libro de divulgación científica para Editorial Pinolia, un proyecto que está resultando duro, pero que afronto con mucha ilusión y, por qué no reconocerlo, muchas ansias de tener mi propio libro en las manos.

Finalmente (y de verdad que ya acabo), también es importante comentar que muchos de estos logros han sido también gracias a todos los seguidores que han hecho posible que mi cuenta de vídeos científicos divulgativos @mi_ciencia se expanda cada día más en TikTok, Instagram y Threads, llegando, de momento, a más de 34.400 seguidores que me ayudan apoyando mi contenido y dándome la visibilidad que tan importante es cuando quieres hacer llegar los conocimientos científicos a la sociedad.

“La mayoría de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente sencillas y, por regla general, pueden ser expresadas en un lenguaje comprensible para todos”. Lo dijo Albert Einstein y no seré yo quien le contradiga, todo lo contrario: lo suscribo, lo comparto y lo practico. ¿Cómo? Ayudando a instituciones y personas del sector de la ciencia a expresar al público los conceptos y tesis que surgen en sus laboratorios. Pero también, y sobre todo, ayudando al mundo a entender mejor la ciencia. Es mi pasión, es lo que soy. ¿Crees que puedo ayudarte? ¡Ponte en contacto conmigo!