Abrir publicación

Contaminación y cerebro, cada vez más cerca

Hoy os traigo un estudio que me inquieta bastante. Que la contaminación atmosférica en las ciudades existe y está causando numerosos problemas es un hecho. La contaminación se ha asociado directamente al aumento de enfermedades respiratorias que pueden llegar a ser muy graves, pero poco se conoce sobre los efectos de la contaminación en otros órganos. Este estudio vuelve a aportar luz, y no es el primero, que la contaminación puede afectar a nuestro cerebro, uno de nuestros órganos vitales, y al sistema nervioso. Seguir leyendo “Contaminación y cerebro, cada vez más cerca”

Abrir publicación

Doctorado, una palabra que vale por 17 (mínimo)

Queridos estudiantes de doctorado o doctores recientes… ¿Creéis que un doctorado os cierra las puertas a trabajar fuera del mundo de la investigación? ¿Creéis que habéis perdido 4-5 años de vuestra vida que podríais haber invertido acumulando experiencia en la industria?

Si os hacéis estas preguntas, leed lo que viene a continuación: una simple lista de 17 puntos de lo que os llevaréis (u os habéis llevado) gracias a vuestro doctorado y que, por lo tanto, os hace muy buenos candidatos para trabajar fuera de la academia. Si ellos aún no lo ven, aquí estamos nosotros para alzar la voz. Seguir leyendo “Doctorado, una palabra que vale por 17 (mínimo)”

Abrir publicación

¿Cómo llegué a divulgar la ciencia?

Veinticinco años tardó Nicolás Copérnico en escribir “De revolutionibus orbium coelestium”, una de las obras más revolucionarias de la historia de la ciencia. El astrónomo polaco vio por los pelos como sus esfuerzos se hacían realidad: la publicación vio la luz en el mismo año en el que él murió, 1543. Así, Copérnico se perdió el enorme revuelo que causó su planteamiento, según el cual era la Tierra quién daba vueltas al Sol, al contrario de lo que defendían las teorías científicas que existían entonces para justificar los textos bíblicos. Pero Copérnico también se perdió como, con el tiempo, su teoría heliocéntrica se convertía en la más aceptada. Y hasta demostrada. Tardó en suceder, pero al final, los cálculos, las observaciones, los estudios y, en definitiva, el método científico, terminaron por triunfar. Seguir leyendo “¿Cómo llegué a divulgar la ciencia?”

Abrir publicación

Descendientes del hidrógeno

El origen de los elementos químicos:

La historia empieza hace unos 12.000 millones de años. Imagínense nada. Y cuando digo nada, es nada. No hay materia, no hay energía. No hay nada. No lo imaginemos como un espacio vacío porque el espacio, como concepto, tampoco existe. Tampoco existe el tiempo, el reloj no corre. Pero en esa nada, había el universo concentrado en una bola de fuego microscópica a una temperatura de unos cuatro trillones de grados centígrados. La densidad y la inestabilidad en ese punto provocaron una explosión, empezando así la expansión.  A los 10 segundos de esta explosión, que llamamos Big Bang, ya se habían formado las partículas subatómicas elementales: los electrones, los protones y los neutrones. Y unos años más tarde, bueno 10.000 años más tarde, con el descenso de la temperatura, se formaron los primeros átomos o elementos químicos. Seguir leyendo “Descendientes del hidrógeno”

Abrir publicación

Alimentos para el cerebro

Muchos de los asistentes a las charlas que dedico al cerebro insisten en preguntarme qué alimentos pueden ingerir para cuidar su cerebro.

La verdad es que muchos estudios han probado los beneficios de ciertos alimentos. Por ejemplo, aumentar el estado de ánimo y, por lo tanto, ayudar a mejorar el estado depresivo de las personas. Hasta se ha demostrado que algunos alimentos pueden proteger nuestro cerebro contra el envejecimiento. Así pues, lo que establecen todos estos estudios es que lo que comemos puede tener un impacto significativo en el cerebro. Seguir leyendo “Alimentos para el cerebro”

Abrir publicación

Doctorado, más que un título

Falta un año para acabar tu doctorado. En una de las reuniones con tu jef@, te pregunta:

  • ¿Ya sabes dónde quieres hacer el postdoc? Deberías empezar a mirar que grupos te parecen interesantes, pensar un proyecto que te motive y contactar con ellos…

Mientras habla piensas:

  • Ha llegado el día. ¿Debo decirle ya que no me interesa hacer el postdoc? Mi intención al empezar el doctorado no era enlazar un postdoc tras otro muy probablemente emigrando al extranjero.

Cuando tu jef@ deja de hablar por fin lo sueltas:

  • No quiero hacer un postdoc.

Y entonces viene la temida pregunta:

  • ¿Y entonces, por qué estás haciendo un doctorado?

Seguir leyendo “Doctorado, más que un título”

Navegación de entradas

1 2 3
Volver arriba