Las otras maneras de trabajar en ciencia

Encontrar el enfoque de un blog de divulgación científica no es nada fácil. De hecho, yo aún no he encontrado el mío. Lo que sí he visto es que mis pensamientos van cada vez más hacia intentar cambiar algunas cosas.

Es por eso que a veces he usado mi blog para expresar mi indignación sobre algunos aspectos, como ya hice en otras entradas, concretamente en “Una grieta desconocida” y “Más preguntas que respuestas”.

Creo que la indignación hay que compartirla, no solo por mi propio desahogo, sino porque también puede ayudar a gente que se siente igual que yo. ¡No estáis solos! Creo que, a parte de un nuevo enfoque para mi blog, también podría contribuir un poquito a cambiar este mundo.

Me gustaría empezar por un tema que considero bastante serio. Un tema que puede que a muchos les haya provocado replantearse la dirección de su carrera laboral. Hablo de oír, de boca de otras personas, normalmente de fuera del campo de las ciencias, que por qué hemos estudiado una carrera científica si no estamos propiamente investigando. Aquí hay un error de concepto que consiste en enlazar el concepto licenciatura científica con el concepto laboratorio/experimentos/investigación. Y, aunque depende mucho de la personalidad de cada persona, oír que no ha valido la pena el esfuerzo de haber realizado una carrera universitaria científica para acabar trabajando fuera de un laboratorio puede llegar a causar dolor. En casos más extremos, estas palabras pueden incluso hacerte replantear tu vida laboral, llegando a tomar decisiones que nunca sabrás si serán o no acertadas.

Hay ciencia más allá de tener una pipeta en la mano. Mucha gente no lo entiende. Las opciones después de una licenciatura científica o incluso de un doctorado son múltiples, todas dignas, y no tienen por qué implicar una vida académica. No todos queremos tener según qué presiones, vivir de becas (mayormente precarias) o simplemente no aspiramos a ser investigadores principales. Eso no es lo que nos mueve. Eso no significa ni que no amemos la ciencia ni que nos hayamos equivocado, tenemos otras aspiraciones en la vida: ¡hacer posible la ciencia!

Mi objetivo hoy es hacer llegar este mensaje: hay ciencia más allá de un laboratorio. Esta es mi opinión. Hay muchísimos puestos de trabajo que requieren de un profesional cualificado con conocimientos científicos sin necesidad imperiosa de que este tenga que estar inmerso en la investigación. Pensemos en ello. Seguro que se nos ocurren muchos puestos de trabajo.

Durante mis siguientes publicaciones, entre avances y curiosidades científicas que me fascinan, desarrollaré en profundidad algunos de estos trabajos. Creo que ha llegado el momento de empezar a cambiar cosas.

4 comentarios sobre “Las otras maneras de trabajar en ciencia

  1. Responder
    soniajario - 7 mayo, 2018

    Hola Mireia,

    Estoy totalmente de acuerdo. Lo peor es que a veces ni siquiera lo oyes en boca de otros, sino que uno mismo se puede llegar a plantear estas preguntas internas. ¿Estaré haciendo mal? ¿Me habré equivocado de carrera? En fin, es complicado a veces pero yo también creo que hay más opciones buenas a parte de la investigación. Yo sigo luchando por encontrar la mía.

    Un saludo.

    1. Responder
      Mireia - 7 mayo, 2018

      Hola Sonia,
      Gracias por tu comentario. Tienes razón, cuando uno mismo se empieza a hacer estas preguntas igual es aun peor. Suerte en la búsqueda de tu camino. Para cualquier cosa puedes contactar conmigo!
      Saludos.

  2. Responder
    Maria Paz Benso - 8 mayo, 2018

    Hola Mireia!!

    No te conocía, pero ya soy fan. En estos momentos ese : “No estáis solos” me viene como agua de Mayo :). Estoy recién doctorada en Biomedicina, como tú :). Al igual que Sonia, y otros muchos de mis compañeros siento que no quiero morir de hambre mientras lucho por mis sueños de seguir investigando, pero cuando te replanteas el cambio….se sobrevienen los batacazos, los portazos y sobre todo las inseguridades. Los doctores tenemos algo diferente, y es que estamos preparados para prácticamente cualquier cosa que queramos realizar, y precisamente por eso deberíamos ser el reclamo principal, sin embargo, la mayoría caemos en el olvido, depresiones…o …acabamos poniendo cafés en cualquier cafetería (que por cierto, acabarán por ser los mejores cafés que nunca se hayan hecho allí donde estemos). Una cualidad que nos caracteriza a los verdaderos doctores es que hagamos lo que hagamos, siempre vamos a empeñarnos en hacerlo lo mejor posible, como por ejemplo, y ahora te cito textualmente: en ¡hacer posible la ciencia!

    Ánimos para seguir adelante en tu camino, yo seguiré en busca del mío.

    1. Responder
      Anónimo - 9 mayo, 2018

      Hola Maria! Muchísimas gracias por tu comentario. Ánimo en tu búsqueda y atenta a los nuevos posts que publicaré y que podrían ayudarte. Para cualquier cosa tienes mi mail! Saludos!

Deja un comentario

Volver arriba